Experimentos científicos para hacer en casa

Author: Nuncadespues Fecha:Enero 03, 2017 / Etiquetas: Experimentos en casa, aprende, Todo Es Ciencia, ciencia.
Aprende: Experimentos científicos para hacer en casa

Que los niños y niñas amen y se maravillen con la ciencia no es sólo una labor de los profesores o los colegios, los padres y formadores también tienen mucho que ver para que esto pase. Con el ánimo de que tu casa sea un lugar donde Todo es ciencia, te compartimos cinco experimentos sencillos que muestran que la ciencia también puede ser sinónimo de diversión:

El huevo que flota

¿Qué se necesita? 2 vasos de vidrio, dos huevos, agua y sal.

El experimento. Llena los dos vasos de agua, en uno de ellos agrega 5 cucharadas de sal, revuelve y espera un rato mientras se mezcla. Después, con cuidado, pon un huevo en casa vaso.

¿Qué pasa? La densidad del huevo es mayor que la del agua, por eso el huevo se va al fondo del vaso. Pero si el agua se mezcla con sal, su densidad cambia y se hace mayor que la del huevo haciéndolo flotar. 

Bombas a prueba de fuego

¿Qué se necesita? 2 bombas de inflar, 1 vela, fósforos y agua.

El experimento. Empieza inflando la primera bomba con aire y sosteniéndola sobre una vela encendida; en cuestión de segundos la verás explotar. Luego, toma la segunda bomba y llénala con un poco de agua; sostenla sobre la vela encendida y verás: ¡la bomba no explota, es a prueba de fuego!

¿Qué pasa? El agua en la segunda bomba absorbe el calor de la vela, evitando con ello que el plástico se caliente y explote.

Flores de colores

¿Qué se necesita? Flores blancas (como las margaritas o los claveles), vasos, agua y colorantes de alimentos.

El experimento. Llena cada vaso de agua y en cada uno de ellos deja caer algunas gotas de colorante de alimentos, con la idea de que cada vaso de agua tenga un color diferente. Luego, pon flores en cada uno de los vasos y tras dejar pasar algunos minutos, ¡tendrás flores de colores!

¿Qué pasa? Como las flores absorben el agua de los vasos a través de sus troncos, los pétalos toman el color dado a cada agua.

 Líquidos que no se mezclan

¿Qué se necesita? Vasos de vidrio, miel, jabón líquido para platos, aceite, agua y colorante de alimentos.

El experimento. En cada uno de los vasos ubica cada uno de los líquidos, y en el vaso de agua agrégale unas gotas de colorante de alimentos del color que quieras (procurando que sea un color diferente a los que ya tienes). Sobre el vaso que tiene la miel, agrega lentamente y con mucho cuidado el agua de color, procurando que caiga en las paredes del vaso. Luego, sigue éstas mismas indicaciones al agregar el jabón líquido y el aceite.

¿Qué pasa? Tenemos un vaso con líquidos que no se mezclan, un vaso con una mezcla heterogénea, es decir, que permite distinguir con facilidad cuáles son sus componentes.

La sombra del fósforo

¿Qué se necesita? Un fósforo, una linterna y una pared.

El experimento. Enciende un fósforo y acércalo a la pared, unos 10 o 15 centímetros. Luego, prende la linterna iluminando el fósforo que tienen en la mano. Observa la pared, ¿qué ves?

¿Qué pasa? En la pared verás la sombra del fósforo, sin embargo no verás la sombra del fuego ya que éste no impide que pase la luz, como lo hacen otros objetos.   

Podrás ver que la Ciencia es más cotidiana de lo que parece, estos y más experimentos divertidos los podrás encontrarar en nuestra página www.cienciacotidiana.co ahora sí, cuéntanos ¿qué otros experimentos has hecho tú en casa?

 

ALIADOS